«En medio de la dificultad yace la oportunidad». Albert Einstein

¿El trabajo remoto ha venido para quedarse? Algunas empresas ya trabajaban en remoto pero ahora debido al Covid-19 es necesario hacerlo para evitar contagios. Esto ha generado dificultades porque algunas personas no estaban acostumbradas a teletrabajar. ¿Qué ventajas e inconvenientes tiene el trabajo en remoto? ¿Cómo adaptarnos mejor al trabajo remoto? ¿Continuaremos con el teletrabajo en un futuro?

¿Qué es el trabajo remoto?

El trabajo remoto permite a las personas tener la flexibilidad de trabajar desde cualquier lugar con el resto de compañeros que pueden estar cualquier parte del mundo.

El trabajo en remoto no sólo es trabajar desde casa. Requiere una tecnología, herramientas, rutinas, etc. que permitan colaborar con los demás y conseguir los objetivos definidos.

Según jeb stuart existen varias formas de trabajar en remoto:

  • Algunos días en remoto: Unos días en  remoto y otros días en la oficina.
  • Mayoría en oficina y unos pocos en remoto: Sólo unas pocas personas están en remoto mientras que la mayoría trabajan en la oficina.
  • La mayoría en remoto y unos pocos en la oficina: Aquí muchas personas trabajan en remoto y unos pocos en la oficina.
  • Todos en remoto: Algunas empresas no tienen oficinas físicas y todos trabajan en remoto.

Ventajas y dificultades del trabajo en remoto.

Un informe de Buffer sobre el trabajo en remoto destaca las ventajas y dificultades del trabajo en remoto:

Ventajas:

  • Flexibilidad: Permite trabajar desde cualquier lugar y con un horario flexible. Muchas personas trabajan desde sus casas. Sin embargo otras alternan trabajar en casa y en otros lugares: oficina, coworkings, cafeterías, etc.
  • Conciliación laboral: Permite pasar más tiempo con familia y amigos.
  • Evitar los desplazamientos y viajes: Reducen el tiempo de desplazamientos y viajes para dedicarlo al trabajo.
  • Diversidad: Colaborar y comunicarse con personas de cualquier lugar del mundo facilita aprovechar el talento y diversidad de todos.

Dificultades:

  • Colaboración y comunicación: A veces hay dificultades para comunicarse y les cuesta ser visibles en su trabajo. Otras no reciben feedback de sus jefes o piensan que pierden información, etc.
  • Soledad: Al no estar juntos físicamente hay menos menos oportunidades de fomentar  relaciones y la pertenencia. Esto puede provocar sentimientos de soledad.
  • No tener tiempo para desconectar: En ocasiones les cuesta desconectar y trabajan más horas que en la oficina.
  • Distracciones en casa. Las distracciones laborales  se convierten en distracciones por tareas domésticas.
  • Diferentes zonas horarias. Trabajar con personas de diferentes zonas horarias puede dificultar la comunicación y favorecer la desconfianza.
  • Motivación. Al trabajar más tiempo solos puede aparecer falta de motivación para el logro de los objetivos.

¿Cómo trabajar en remoto?

Algunas personas no quieren trabajar en remoto y a otras les encanta. Sin embargo, otras prefieren combinar trabajo en remoto y trabajo en oficina. ¿Cuál es la mejor forma de trabajar? Depende. Creo que para decidirlo  hay que valorar preferencias y necesidades de las personas.

Vamos a ver qué aspectos tener en cuenta:

  • Tecnología y herramientas: Es necesario disponer de los recursos tecnológicos y herramientas necesarias. Existen muchas herramientas para comunicarse, para colaborar, para relacionarse, etc. Me parece importante valorarlas teniendo en cuenta al equipo y para qué las vamos a utilizar.  Después de decidirlas es fundamental aprender a manejarlas. ¿Qué herramientas te resultan más útiles para el trabajo en remoto?
  • Productividad: El trabajo en remoto lleva consigo un ahorro de tiempo en transporte, viajes, reuniones con clientes, etc. Además las distracciones de la oficia pueden sustituirse por distracciones domésticas. Por ello las rutinas, un espacio de trabajo motivador, hacer ejercicio para recargar pilas, etc. pueden favorecer la productividad. ¿Qué necesitas para aumentar tu productividad?
  • Fomentar las relaciones: Por ejemplo, hay herramientas para favorecer la conectividad, la colaboración y el trabajo en equipo. Aún así, una de las dificultades del trabajo remoto es la soledad. Sin embargo, creo que es un problema social, ya que muchas  personas se sienten solas. Por ello es importante conocerse a uno mismo y analizar nuestras necesidades de relación.  ¿De qué forma puedes relacionarte? ¿En qué medida ser parte de una comunidad disminuye tu sensación de soledad?
  • Confianza y compromiso: Muchos líderes de equipos pueden pensar: ¿Cómo voy a saber si está trabajando el equipo si están en remoto? Eso les puede llevar a un exceso de control que disminuya la productividad del equipo. ¿Qué necesitas para confiar en tu equipo? ¿Cómo puedes fomentar el compromiso y la autoresponsabilidad? ¿Cómo vas a definir objetivos claros?

En conclusión, después del Covid-19 creo que todo será diferente. Quizás el teletrabajo pase a formar parte de nuestras vidas. ¿Qué vas a hacer para afrontar esa nueva forma de trabajar?

Photocredit: Anrita1705