«Delegar es la forma más efectiva para hacer crecer tu negocio, por lo tanto, debes saber qué delegas, transmitir bien lo que delegas y controlar lo que delegas». Daniel Cadavid.

Delegar, creo que es una palabra más fácil de pronunciar que de poner en práctica. Escucho con frecuencia a personas que se quejan de la cantidad de trabajo que tienen pero aún así no delegan en sus colaboradores. ¿Te suena?

Como dice Andrew Carnegie: «No serás un gran líder si quieres hacer todo por ti mismo o sólo obtener el crédito de ello».

¿Qué es delegar?

Según la Real Academia de la Lengua Española Delegar significa: «Dar la jurisdicción que tiene por su dignidad u oficio a otra  para que haga sus veces o para conferirle su representación».

Para mí delegar es explicar qué tiene que hacer una persona y cuándo, teniendo en cuenta su habilidad y disposición, ofreciéndole los recursos necesarios para que pueda alcanzar los resultados y  ofreciendo criterios para que la persona pueda evaluar los resultados que ha obtenido.

¿Qué te impide delegar?

Cuando hago esta pregunta a mis clientes escucho algunas de estas respuestas:

  • «Tardo más en explicárselo a alguien que en hacerlo yo».
  • «Yo lo hago mejor y más rápido».
  • «Si quieres que algo se haga bien, hazlo tú mismo».
  • «Miedo a perder mi status o poder».
  • «Ya he delegado en otras ocasiones y no ha salido bien».
  • «Miedo a que piensen que si delego es que no lo sé hacer».
  • «No confío en los demás».

Es posible que muchas personas no deleguen en otras porque les supone mucho tiempo y esfuerzo explicárselo a otros. A veces algunas personas no delegan porque no confían en los demás, creen que no lo van a hacer tan rápido o tan bien como ellos.

Para mí el objetivo no es que lo hagan tan bien o en el mismo tiempo que yo, sino poder capacitar a esa persona para que lo haga con un nivel óptimo y eso me permita dedicar más tiempo a aquello que no es delegable y que es importante para mí.

Cuando no delegas y haces algún trabajo que puede hacer alguien de tu equipo, cuyo precio/hora es más bajo que el tuyo:

¿Cuánto dinero pierde tu empresa?

¿En qué puede beneficiarte?

¿A qué cosas importantes puedes dedicar tu tiempo si delegas?

¿Cuánto ayudas a tus colaboradores a desarrollarse al delegar?

¿Cómo afecta la no delegación al compromiso de tus colaboradores?

Según Maxwell: «Cuando usted da a alguien responsabilidad y autoridad, esta persona no sólo aprende sino que también empieza a cumplir sus responsabilidades de liderazgo. Tal acción transforma individuos y organizaciones».

¿Cómo delegar de manera eficaz?

Según Stepen Covey: «Un productor hace lo necesario para lograr los resultados deseados. Cuando una persona se establece y trabaja con personas y sistemas, esa persona pasa a ser un administrador. Un productor invierte una hora de esfuerzo y produce una unidad de resultados. Un administrador puede invertir una hora de esfuerzo y producir diez, quince o cien unidades por medio de una delegación efectiva».

Stephen Covey distingue dos tipos de delegación:

  • Delegación en recaderos: cuando indicamos a alguien: haz esto, haz aquello, avísame cuándo esté hecho.
  • Delegación en encargados: Permite a la persona elegir sus métodos y hacerse responsable de los resultados.

¿Qué tipo de delegación utilizas?

Para Covey la delegación en encargados supone:

  • Establecer los resultados deseados: Es importante que la persona a la que se delega entienda qué es lo que va a hacer y determine cuándo lo va a hacer.
  • Directrices: Establecer los parámetros en los que debe actuar la persona e indicar qué no hay que hacer.
  • Recursos: Ofrecer a la persona los recursos necesarios para llevar a cabo la tareas (económicos, humanos, técnicos, etc.).
  • Rendición de cuentas: Aportar información sobre cuáles son los indicadores con los que se evaluará la realización de la tarea y en qué momentos se hará seguimiento.
  • Consecuencias: Aclarar qué cosas buenas o malas sucederán como resultado de la evaluación de la realización de la tarea (recompensas económicas, recompensas psicológicas, asignación de nuevas tareas, etc.)

Según Blanchar existen 4 niveles de madurez de los colaboradores. Entendiendo por madurez la habilidad y disponibilidad para hacer una determinada tarea: Dependiente, contradependiente, independiente e interdependiente.

  • ¿Dónde te encuentras tú con respecto a tu jefe?
  • ¿Dónde se encuentran tus colaboradores?
  • ¿Cómo puedes delegar tareas a cada uno de ellos?

Teniendo en cuenta lo que dice Rick Warren: «Cuando se le asigna una labor a la persona equivocada, se puede producir un caos, y tras él, problemas de motivación. Saber delegar significa comprender las tareas, y también las capacidades de los miembros de su equipo, con el fin de poner las responsabilidades correctas en manos de los obreros que mejor las puedan desempeñar».

«El líder capaz, entrena su suplente el cual puede delegar a voluntad cualquier detalle de su posición. Sólo de esta manera un líder se multiplica y se prepara para estar en muchos lugares y dar atención a muchas cosas al mismo tiempo». Napoleon Hill.

¿Qué vas a hacer a partir de ahora para delegar en tus colaboradores?

 

Photocredit: 2554813