«Grande es el arte de los comienzos, pero mayor es el arte de los finales». Henry W. Longfellow.

Hace unos meses alguien me contó cómo había sido despedida. Fue en un lugar público, no le dejaron terminar su jornada laboral, como motivo le dijeron que iban a hacer cambios en la empresa, aunque no le dijeron qué tipo de cambios ni qué tenían que ver esos cambios con ella.

Cuando le pregunté cómo se sentía me dijo que se quedó en shock ya que no lo esperaba. No entendía qué era lo que había motivado su despido ya que era muy valorada y apreciada por sus compañeros. Me comentó que se sentía como cuando a un ratoncito le dan una descarga sin motivo y el ratoncito no sabe qué hacer.

¿Qué le ocurre a la persona que es despedida?

Cuando alguien es despedido sufre una pérdida de su trabajo por lo que pasará por un duelo. Las fases del duelo según la psicóloga Elisabeth Kübler-Ross son las siguientes:

  • Negación: La persona niega lo ocurrido para amortiguar el golpe y aplazar el dolor que supone esa pérdida.
  • Ira: La persona siente ira y busca culpables de esa situación.
  • Negociación: En esta fase la persona valora ¿Qué gano y qué pierdo con esta situación?
  • Depresión: En esta fase la persona ya es totalmente consciente de su pérdida y siente tristeza, melancolía, cree que no va a salir de esa situación.
  • Aceptación: La persona acepta la situación y aprende a seguir viviendo con ello. Empieza a plantearse ¿Qué voy a hacer a partir de ahora?

 ¿Cómo comunicar un despido?

Creo que uno de los retos más difíciles que se encuentra un líder es despedir a un trabajad@r y no siempre tienen las habilidades para ello.

Según John Maxwell: «El liderazgo se desarrolla día a día y no en un día. Las decisiones que tomamos en momentos críticos ayudan a formarnos y a informar a otros acerca de quiénes somos».

Por lo tanto el momento de despedir a alguien es una oportunidad para que el líder defina quién es en realidad, muestre a los demás quién es y  determine en quién quiere convertirse.

Teniendo esto en cuenta lo anterior y las fases por las que pasará la persona que es despedida ¿Qué aspectos tener en cuenta a la hora de despedir?

  • Contexto: En algunas ocasiones no se cuida el contexto en el que se va a comunicar el despido influyendo negativamente en la comunicación. A veces no se hace en un lugar discreto, en mitad de la jornada laboral, lo hace otra persona o alguien de Recursos Humanos en lugar del jefe inmediato, no se ha preparado.
    • ¿En qué momento lo vas a hacer?
    • ¿En qué lugar?
    • ¿Quién lo va a hacer?
    • ¿En qué hechos lo vas a fundamentar?
  • Empatizar: Teniendo en cuenta por lo que va a pasar la persona despedida creo que es importante empatizar. Para ello te pregunto: ¿Cómo te gustaría que te despidiesen a ti?

Desde mi punto de vista puede ser interesante comunicar el motivo del despido para que la persona pueda asimilarlo mejor. Una vez comunicados los motivos creo que es importante dar espacio para que la persona pueda responder cómo se siente y qué necesita.

  •  Preguntar y Escuchar. Una vez comunicado el despido creo que es interesante escuchar lo que dice y lo que no dice la persona.
    • ¿Qué dice su lenguaje verbal y no verbal?
    • ¿Qué coherencia hay entre lo que dice y lo que no dice?
    • ¿Qué necesita?

La persona puede necesitar desahogarse y puede tener una reacción agresiva, sumisa o asertiva. Desde mi punto de vista es importante escuchar lo que necesite decir, sin interrumpir, ni justificar, ni atacar aunque su reacción sea de ira hacia el que despide o hacia la empresa. Te invito a que escuches atentamente y si puedes argumentar algo hazlo desde la empatía teniendo en cuenta la dificultad del momento. En algunas ocasiones es posible que escuchando lo que dice puedas obtener información valiosa para la empresa o para ti.

También puede ocurrir que la persona se hunda y no pueda ni articular palabra. En ese caso desde la empatía: ¿Cómo puedes acompañarle en ese momento? ¿Qué aspectos positivos de su carrera profesional puedes destacar?

  • Agradecer.

¿Qué aspectos positivos valoras de esa persona?

¿Cómo ha sido su carrera profesional?

¿Qué has aprendido de ella?

¿Qué te ha aportado a ti y a la empresa?

¿Cómo puede desarrollar su potencial en otra empresa?

Aunque la persona sea despedida creo que es importante valorar su carrera profesional en la empresa, qué ha aportado y agradecerle su dedicación y esfuerzo. También considero interesante desearle éxito en su nueva etapa profesional.

  • Informar:

Es posible que cuando los compañer@s conozcan que alguien ha sido despedido empiecen a surgir rumores sobre lo ocurrido que pueden enrarecer el clima laboral. En este sentido bajo mi punto de vista es interesante informar a los que se queden en la empresa sobre lo ocurrido y lo que se espera de ellos para que no sigan pensando en futuros despidos.

 

Según Pilar Jericó: «Las compañías y los directivos se juegan su prestigio a través de dichos momentos de la verdad y no hacerlo adecuadamente, afecta tanto a los que se van como a los que se quedan y conforman la memoria emocional de la empresa».

Te invito a ver este video sobre cómo despedir.

¿Cómo vas a despedir a partir de ahora?

 

Photocredit: Alexas_Fotos