«El propósito de la vida es una vida de propósito». Robin Sharma.

 

Propósito  ¿Clave del éxito?

«Cuando uno tiene un sentido fuerte del propósito, disfruta de la vida y tiene conciencia de lo breve que es la vida en realidad, los días siempre parecen demasiado cortos. Esa es la razón por la cual tenemos que administrarnos a nosotros mismos eficientemente. Todo lo que haga en su carrera, en su vida personal y en su liderazgo, depende de ello». John Maxwell.

¿Qué es el propósito?

Misión, visión, propósito. ¿En qué se diferencian?

Desde mi punto de vista la misión está relacionada con el momento presente, con lo que hago. Sin embargo la visión tiene que ver con el futuro, a dónde quiero llegar.

Según Jim Selman, la visión supone dos acciones posibles:

  • Determinar cuál será la meta a alcanzar, es decir, posicionándome en el hoy: ¿Qué quiero ser en el futuro?
  • Visualizar cómo será mi vida al haber llegado a ese objetivo: ¿Cómo me veo en el futuro?

Jim Selman dice que para alcanzar una determinada visión necesitamos visualizar que ya estamos allí. Te invito a ver este video donde este deportista utilizó la visualización para conseguir su objetivo.

¿Qué es el propósito?

Simon Sinek dice que las empresas exitosas primero ponen el foco en por qué hacen las cosas, luego en cómo las hacen y por último en qué hacen.

¿Cuántas empresas piensan en el porqué de su existencia?

Según Simon Sinek las organizaciones y líderes saben qué hacen y cómo lo hacen, pero muy pocas organizaciones y líderes inspiradores conocen por qué hacen lo que hacen, es decir el propósito. Las empresas que conocen su propósito se comunican a diferencia de las demás de dentro a afuera. Simon habla del círculo de oro: El qué está en la superficie de dicho círculo y poco aporta a la hora de distinguir unos productos de otros. El cómo está localizado en una capa más profunda pero tampoco diferencia a unos fabricantes de otros. Según Simon lo que distingue a unas organizaciones de otras es el porqué.

Por ejemplo, Appel comunica de dentro a afuera. «En todo lo que hacemos creemos en el cambio del statu quo, creemos en el pensamiento diferente (el porqué), la manera en que lo hacemos es creando productos muy bien diseñados, sencillos y fáciles de usar (el cómo), sencillamente hacemos ordenadores geniales (el qué)».

Según Simon la empresa tradicional dedica más tiempo y dinero a diseñar estrategias de comunicación que ponen sobre todo su foco en los qués, para luego llegar a los cómos. Sin embargo como dice Simon las compañías de éxito deben hablar de sus propósitos y después definir los cómos y los qués.

Ahora hay muchos clientes que se interesan más por el porqué de lo que hacen las empresas más que por lo que hacen o cómo lo hacen. Muchos clientes buscan empresas que tengan en cuenta la sostenibilidad, su compromiso social, sus políticas de igualdad, etc. De esta forma a través del propósito creo que es más fácil conectar emocionalmente con los clientes.

Según Warren Bennis: «Las personas necesitan un propósito que tenga significado, esa es nuestra razón de vivir. Con un propósito compartido, somos capaces de conseguir cualquier cosa».

¿Cómo puedes construir un propósito compartido? Según Jorge Salinas: «Sólo podremos construir un propósito común si lo hay o se hace desde una buena comunicación en el seno de la empresa. Esta reflexión se puede trasladar al resto de iniciativas que se impulsan desde la dirección. Y comunicar adecuadamente no tiene que ver sólo con trasladar de una forma clara y transparente los qués y los cómos, sino también compartir los porqués y los para qués». «La gente se resistirá al cambio si no entiende y comparte un propósito. Necesita conocer las razones para así dar una respuesta libre».

Teniendo en cuenta esto creo que el propósito de cada empresa es importante aunque también que sea compartido por todos para conseguir un mayor compromiso de los trabajadores/as.

¿Cómo definir tu propósito y plan de acción?

  1. Esencia. ¿Cuál es tu esencia? ¿Cuál es tu por qué?
  2. Visión. ¿Dónde quieres llegar?
  3. Misión, motivación y plan de acción. Si ya sabes cuál es tu porqué y dónde quieres llegar, reflexiona sobre:

¿Dónde estás ahora?

¿Qué quieres hacer?

¿Para qué quieres hacerlo?

¿Cómo vas a hacerlo?

  1. Visualización: Según Stephen Covey: «Todas las cosas se crean dos veces. Siempre hay una creación mental y luego la creación física». Visualícelo todo con riqueza de detalles. Abarque tantos sentimientos y emociones como le resulte posible. Implique en ello todos los sentidos que pueda».

 

Desde mi punto de vista me parece que tener claro tu propósito en cualquier ámbito de tu vida te permitirá diseñar tu visión y definir las estrategias que te conducirán hacia lo que quieres.

Según dice Jeff Lindsay: «La clave de una vida feliz es alcanzar metas de las que te sientas orgulloso y un propósito que cumplir».

¿Qué vas a hacer para definir tu propósito de vida? Pulsa aquí.

 

Photocredit: kaneroni