“El bienestar y la salud son un deber, de otra manera no podríamos mantener nuestra mente fuerte y clara”. Buda. 

En un entorno VUCA (volátil, incierto, complejo y ambiguo) me parece importante poner el foco en las personas y en su satisfacción, su compromiso y su felicidad.

Cuidar del bienestar de las personas en el entorno laboral permitirá  mejorar su calidad de vida e incidirá en la reducción del estrés, la mejora del rendimiento y satisfacción de los empleados/as. Estar sanos física y emocionalmente permitirá a las personas afrontar mejor los cambios con más energía, mayor positividad y mayor eficacia.

Cada vez son más las empresas implantan programas de bienestar corporativo para mejorar la calidad de vida de sus empleados/as. Poner el foco en el  bienestar de los trabajadores/as creo que será un  factor clave para la competitividad de las empresas.

¿Qué es el bienestar corporativo?

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) la salud es: “Un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no la simple o mera ausencia de la enfermedad”.

Según la Organización Mundial de la Salud un Entorno de Trabajo Saludable es: “Aquel entorno en el que los trabajadores y jefes colaboran en un proceso de mejora continua para promover y proteger la salud, seguridad y bienestar de los trabajadores y la sostenibilidad del ambiente de trabajo”.

¿Qué beneficios tiene el bienestar corporativo?

  • Incrementar de la productividad. Tener una buena salud implica tener más energía, mayor, un estado emocional más positivo, etc. Todo ello contribuirá al incremento de la productividad y satisfacción en el trabajo.
  • Mejorar el clima laboral. El bienestar físico y emocional es importante para crear un buen clima que genere espacios para compartir, innovar y crecer.
  • Aumentar el compromiso y motivación. Los trabajadores/as se comprometerán con líderes y proyectos que cubran sus necesidades. Se comprometerán con un liderazgo saludable que potencie su bienestar físico, emocional y desarrollo profesional/personal.
  • Mejorar la calidad de vida y salud de los trabajadores/as. Los programas de bienestar corporativo fomentan hábitos saludables que mejorarán la salud y calidad de vida en el trabajo.
  • Reducir el absentismo laboral y las bajas por enfermedad.
  • Favorecer la atracción y retención del talento. Los programas de bienestar corporativo facilitan atraer talento y favorecen el sentimiento de pertenencia a la empresa.
  • Fomentar Employer Branding. Los programas de bienestar corporativo permiten convertir a sus empleados/as en embajadores de marca.
  • Reducir el estrés. Según los últimos datos del INE el 60% de los españoles sigue sufriendo a día de hoy algún tipo de estrés en el entorno laboral, siendo la causa de un 30% de las bajas laborales. El volumen y ritmo de trabajo y la presión son las principales causas del estrés laboral (Informe Anual 2017 Infojobs-ESADE) . Por ello es necesario trabajar el estrés en los programas de bienestar.
  • Desarrollo talento. En un entorno digitalizado el desarrollo de las habilidades blandas son la prioridad número uno para las empresas. El desarrollo de habilidades de comunicación, de liderazgo, de colaboración, etc. deben formar parte de los programas de bienestar.

¿Cómo podemos medir estos beneficios? Según los datos de la Agencia Europea para la Seguridad y Salud en el trabajo: “Cada € invertido en programas de promoción de la Salud en el trabajo se obtiene una rentabilidad de la inversión de entre 2,5 y 4,8€”.

¿Cómo desarrollar programas de bienestar corporativo?

Según el  I Estudio sobre la Promoción de la Salud y la Cultura del Bienestar en las Empresas del IBEX35, elaborado por Bienestar Corporativo: “La promoción de la actividad física y la mejora en los hábitos de alimentación son áreas donde se está haciendo mayor incidencia. Es fundamental desarrollar visiones estratégicas, acciones a largo plazo apoyadas con tecnología, y no herramientas o acciones puntuales aisladas. El trabajo se debe basar en una estrategia de bienestar alineada con los objetivos del negocio y con los valores fundamentales de la compañía. Y lo más importante, avalada por el compromiso de los CEOs y Comités de Dirección de la empresa”.

Según la Teoría del Bienestar de Martin E. P. Seligman: “este estado depende de las emociones positivas, el compromiso, los vínculos positivos, el significado y el logro. Estos elementos deben contribuir al bienestar, ser elegidos por las personas por su propio bien y medirse y definirse de manera independiente. No debemos intentar cultivar ni promover todos y cada uno de los factores por igual, ni tan siquiera de un modo obligado, sino que hemos de procurar fomentar los factores con los que nos identifiquemos y nos sintamos más cómodos”.

Te invito a reflexionar:

  • ¿Para qué quieres un programa de bienestar en tu empresa?
  • ¿Cuál es el nivel de bienestar actual de tus trabajadores/as? ¿Cuál es el nivel de bienestar deseado?
  • ¿Qué hábitos saludables necesitan tus trabajadores/as?
  • ¿Cómo vas a implicar a todo el personal?
  • ¿Qué iniciativas a corto, medio y largo plazo vas a incluir en el programa de bienestar?
  • ¿Cómo vas a poner en marcha el programa de bienestar?
  • ¿Cómo vas a medir los resultados?

Dice A.J. Reb Materi: “Muchas personas gastan su bienestar para ganar riqueza y luego gastan su riqueza para ganar bienestar”.

¿Qué vas a hacer diferente a partir de ahora para invertir en bienestar en tu empresa?

Photocredit: Bru-no