“Los líderes buscan retos de los que otros se alejan”. Robert Kiyosaki.

Retos en las organizaciones aparecen en un entorno volátil, incierto, complejo y ambiguo. Nuevas tecnologías, nuevos perfiles profesionales, nuevas formas de trabajar y la diversidad generacional van a suponer nuevos retos que afrontarán las organizaciones. ¿Qué tipos de retos aparecerán? ¿De qué forma afrontarlos?

¿Qué nuevos retos afrontarán las organizaciones?

Sodexo en su campaña “Pide un deseo con Sodexo” ha identificado los retos más importantes que los responsables de Recursos Humanos desean cumplir en 2019.

  1. Motivación, satisfacción, felicidad y compromiso de mis empleados.
  2. El equilibrio entre vida personal y profesional.
  3. La salud, bienestar y wellness corporativo.
  4. La atracción y retención de los perfiles más solicitados.
  5. Las nuevas tecnologías y sus aplicaciones a los RRHH.
  6. Las nuevas formas de trabajo en la empresa.
  7. La gestión del cambio en la transformación digital.
  8. La gestión multigeneracional del talento dentro de la empresa.
  9. El employer branding.

¿Cómo afrontar esos retos?

Voy a analizar algunos de esos retos y cómo afrontarlos:

  • Motivación, satisfacción, felicidad y compromiso de mis empleados. Existen estudios que relacionan la motivación con el desempeño. A mayor motivación aumenta la productividad, los resultados económicos y mejora el clima laboral. Por otro lado, la motivación es contagiosa. Si nos rodeamos de personas motivadas influye en nuestra motivación. ¿Cómo podemos generar espacios para la automotivación? Otro tema importante es lograr el compromiso de los trabajadores/as. ¿Cómo generar compromiso?
  • El equilibrio entre vida personal y profesional. Los empleados/as buscan cada vez más flexibilidad a la hora de hacer su trabajo para conciliar su vida profesional y personal. Las nuevas tecnologías y formas de trabajo permiten estar hiperconectados y trabajar desde cualquier lugar. Muchas empresas siguen teniendo en cuenta el presentismo, valorando el rendimiento en función de las horas que pasan los trabajadores/as en la empresa. ¿De qué otra forma puedes medir el rendimiento sin tener en cuenta el presentismo? ¿Cómo fomentar que los trabajadores/as desplieguen su capacidad, creatividad y organicen libremente su trabajo?
  • La salud, bienestar y wellness corporativo. Cuidar del bienestar de las personas en el entorno laboral reduce el estrés, mejora el rendimiento y la satisfacción de los empleados/as. Estar sanos física y emocionalmente nos permite afrontar mejor los cambios con más energía, mayor positividad y mayor eficacia. Cada vez más organizaciones toman consciencia de la importancia de cuidar a sus empleados/as e implantan programas de bienestar corporativo. Desde mi punto de vista el bienestar corporativo será clave para la competitividad de las empresas.
  • La atracción y retención de los perfiles más solicitados. Hay algunas dificultades para encontrar diferentes perfiles tecnológicos. Sin embargo creo que el talento no está circunscrito a un rango de edad o perfil determinado. Cualquier empleado/a contribuye con su talento al desempeño de su trabajo y a la consecución de objetivos empresariales. En definitiva, el reto no sólo es atraer talento sino acompañar a los trabajadores/as en su desarrollo para que decidan seguir en la organización. Para atraer talento y retenerlo me parece importante comprender a los trabajadores/as: qué les motiva, qué necesitan, qué pueden aportar y cómo contribuir a su desarrollo para conseguir su compromiso.
  • Nuevas tecnologías, nuevas formas de trabajar y la gestión del cambio. Nuestro entorno se caracteriza por continuos avances tecnológicos donde estamos hiperconectados. Nuevas tecnologías, nuevas metodologías de trabajo, clientes con nuevas expectativas, modelos de negocios que cambian constantemente, etc. Creo que la forma de trabajar tradicional no funciona y es necesario cambiar para sobrevivir. Desde mi punto de vista las metodologías ágiles son las que más se adaptan a ese entorno actual. Estas metodologías buscan la adaptación al cambio, ponen foco en las personas antes que en los procedimientos o herramientas y buscan la mejora continua. Creo que la agilidad va más allá del desarrollo del software y puede adaptarse a cualquier tipo de empresa. En mi conclusión, la agilidad no sólo es aplicar metodologías sino adoptar una cultura ágil. ¿Qué aportan las metodologías ágiles?
  • La gestión multigeneracional del talento dentro de la empresa. En casi todas las organizaciones conviven varias generaciones. Además la demografía española se caracteriza por la baja natalidad y el incremento de la esperanza de vida. Por este motivo el reto está en gestionar la diversidad y el talento sénior.
    ¿Cómo podemos gestionar esa diversidad generacional? Para mí antes es necesario hacer un análisis: ¿Qué generaciones conviven? ¿Qué conocimientos, habilidades y actitudes tienen? ¿Cuáles son sus expectativas y motivaciones? A partir de ese análisis las organizaciones decidirán las estrategias más adecuadas para gestionar esa diversidad, potenciando el talento y compromiso de los profesionales de todas las generaciones. ¿Cómó convertir la diversidad en una ventaja competitiva?

Dice Gandhi: «Sé el cambio que quieres ver en el mundo».  ¿Cómo vas a afrontar los nuevos retos en tu organización?

Photocredit: stevepb